Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
 
Logo Asesoria Ratio
 
 
    volver a home > Noticias de Asesoria Ratio > Actualidad > La Pyme y el Compliance.  
 
 
 

Actualidad

22
NOV
2018
 
 
 

La Pyme y el Compliance.

Publicado por asesoriaratio.com | jueves, 22 de noviembre de 2018 a las 12:10 h.
Fuente cincodias.com
La figura del Compliance Officer u oficial de cumplimiento ha cobrado especial relevancia en los últimos tiempos.

La Pyme y el Compliance

Asignar las funciones de administración y cumplimiento de la empresa a una misma persona u órgano puede generar la tentación de saltarse las normas

La figura del Compliance Officer u oficial de cumplimiento ha cobrado especial relevancia en los últimos tiempos, a raíz de la reforma del Código Penal que consagra la exención de responsabilidad a las personas jurídicas que implementen un modelo de prevención de delitos.


No se lo tome a broma, tenga en cuenta que su empresa puede Incurrir en responsabilidad por delitos de estafa, insolvencia punible, blanqueo de capitales (entre otros), y ser sancionada con multas de hasta 9 millones de euros o incluso con el cierre.


¿Cómo evitarlo?


Implantando un Modelo de Prevención de Riesgos Penales con un órgano (Compliance officer) que supervise el buen funcionamiento del mismo.


El compliance officer actúa como garante del orden jurídico penal debiendo cumplir con las funciones de coordinar y supervisar el programa; recibir las denuncias por infracción del Código ético e instruir el proceso.


En relación a la Pyme, y he aquí el meollo de la cuestión, el Código Penal permite que dichas funciones sean desempeñadas por el Órgano de Administración siempre y cuando la empresa presente Cuenta de pérdidas y ganancias abreviada.


¿QUIÉN PUEDE PRESENTAR BALANCE ABREVIADO?


Podrán hacer uso del Balance abreviado las sociedades que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:

- Que el total de las partidas de activo no supere los once millones cuatrocientos mil euros.

- Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los veintidós millones ochocientos mil euros.

- Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a doscientos cincuenta.


Y digo yo, el sentido común no les susurra, como a mí me grita, que si las áreas operativas de un negocio buscan sumar y sumar ventas y resultados y el Compliance Officer es quien debe supervisar que las decisiones adoptadas para maximizar resultados se encuentran en total sintonía con las normas legales y voluntarias asumidas por la empresa, ¿no hubiera sido más lógico y prudente separar, no solo funciones si no también órganos responsables?. Piense, por ejemplo en las miles de pymes en las que existe un administrador único o en las empresas familiares con solo dos socios que además sean administradores y ahora también compliance officers, o más castizamente, oficiales de cumplimiento.


La confusión de las funciones en una misma persona u órgano, pueden traer como consecuencia un conflicto de intereses y una tentación muy grande de saltarse las normas e incurrir en responsabilidad.


Hablando de responsabilidad, que es a donde queríamos llegar, ¿Se ha dado cuenta, querido Sr. administrador, de que si bien es cierto que el legislador tiene la noble intención de no sobrecargar de obligaciones administrativas a la PYME, no lo es menos que aligerando sus obligaciones incrementa la responsabilidad asumida por Ud.?.


O acaso no le parece que lo que, en principio, se vende como una ventaja para ahorrar procedimientos y ganar agilidad pueda resultar una trampa que coloca al administrador social en una posición de riesgo penal por las actividades de sus empleados, colaboradores, proveedores e incluso clientes. ¿No lo había visto desde esa perspectiva? Pues téngalo en cuenta. Mientras tanto, para aminorar su inquietud:

 

- Le INFORMAMOS que no existirá responsabilidad penal cuando el Compliance Oficer cumpla con el deber de garantía que se le ha asignado. Esto es, cuando asuma y ejecute las medidas encaminadas a evitar la comisión de delitos (formación de empleados, código ético, mecanismos de denuncia e investigación, etc.) y, si a pesar de ello no puede evitarlos, cuando adopte las medidas de investigación y traslado al órgano competente.

- Le ACONSEJAMOS que revise la póliza de su seguro de responsabilidad civil por aquello de más vale prevenir que lamentar

- Le ADVERTIMOS, que son muchos los expertos que consideran,  que la responsabilidad última recae siempre en el administrador (sea o no Compliance Officer), aunque esto, lamentablemente poco añada a su realidad: “Siempre tendrá que responder”.

 

 
compartir
Compartir Facebook
Compartir Twitter
Compartir Google+
Compartir Linkedin
 
 
 
 

Sección

Publicaciones

Últimos Post

Todas las vías para declarar el IVA de facturas que sabes que no cobrarás  
  asesoriaratio.com | 13/12/2018  
  Actualidad  
Gestionar el IVA con proveedores o clientes extranjeros sin cometer fallos  
  asesoriaratio.com | 11/12/2018  
  Actualidad  
Hipoteca inversa: ¿arreglo para la jubilación o quebradero de cabeza?  
  asesoriaratio.com | 06/12/2018  
  Actualidad  
Así será la reforma para que todos los empleados fichen a diario en el trabajo  
  asesoriaratio.com | 04/12/2018  
  Actualidad  
Deducción del gasto por retribuciones de administradores.  
  asesoriaratio.com | 29/11/2018  
  Actualidad  
Otros cambios en autónomos.  
  asesoriaratio.com | 27/11/2018  
  Actualidad  
La Pyme y el Compliance.  
  asesoriaratio.com | 22/11/2018  
  Actualidad  
El banco europeo de inversiones y el ICO apoyarán a autónomos y microempresas con 800 millones.  
  asesoriaratio.com | 20/11/2018  
  Actualidad